Saltar al contenido

Cómo usar apropiadamente el humor en las entrevistas

febrero 21, 2022
358 637478 hero

Las entrevistas pueden ser tan serias y aburridas. Aquí le mostramos cómo entretejer un poco de humor sin dejar de parecer profesional.

La risa es una poderosa herramienta de conexión. como la de sophie scott La charla TED lo pone, parte del propósito evolutivo de la risa es crear vínculos sociales. El humor es una excelente manera de volverse memorable, sobresalir entre la multitud y dejar una impresión positiva como una persona agradable y divertida.

También puede ser una forma de pegarte un tiro en el pie al parecer poco profesional, inapropiado y digno de vergüenza. El humor, especialmente el humor de entrevistas de trabajo, es una habilidad que algunos de nosotros hemos dominado en mayor grado que otros. Mi experiencia como gerente de recursos humanos confirma que las bromas fuera de lugar y en el momento inoportuno son cualquier cosa menos divertidas en una entrevista.

Entonces, ¿qué haces si quieres usar el humor de las entrevistas de trabajo de una manera que impulse tu candidatura? Tenga en cuenta estos consejos para entrevistas de trabajo:

1. Manténgase alejado de las bromas

Los chistes parecen torpes, autocríticos, guionados y falsos. Pueden dejar al entrevistador pensando: «Si él inventó eso, ¿qué más está inventando?» Por lo tanto, manténgase alejado de cualquier cosa fabricada. Si te sientes obligado a memorizar algo divertido, encuentra una cita o dos que puedan ser relevantes y guárdalas en tu bolsillo trasero.

2. Reflexiona sobre algo genuinamente gracioso o divertido en tu vida

La buena noticia es que cada uno de nosotros está rodeado de hechos de la vida real que son divertidos y nos hacen sonreír. Cuando comparte una experiencia de la vida real en un marco divertido, tiene la oportunidad de aligerar el estado de ánimo sin parecer falso. Busque algo que haya sucedido en su mundo y considere una manera de exagerar un poco o remezclar la historia para hacer un punto.

3. Átalo a algo relevante para la entrevista

sam cuerno, el experto en intrigas, se refiere a él como «bisagra y gancho»: capturar una frase o un giro de la historia y vincularlo con su respuesta u observación. Sí, este es un uso estratégico del humor.

Cómo usar el humor durante tu entrevista

Ahora que conoce los tipos de formas de incorporar el humor en su entrevista, es posible que esté pensando: «Toda esta es una gran teoría, pero ¿cómo la aplico?»

Comencemos con un ejemplo.

Durante una entrevista para un trabajo como gerente de contabilidad, me preguntaron sobre mi capacidad para colaborar de manera efectiva en una situación de alta presión. Aproveché la oportunidad para entretejer un poco de humor sobre entrevistas de trabajo.

“Esa es una gran pregunta”, dije. “Me alegro de que hayas preguntado porque los plazos y las apuestas altas pueden convertir rápidamente una relación de trabajo en una confrontación. Como auditor, no soy ajeno a tener que hacer preguntas delicadas, profundizar en los errores que podrían dañar la carrera de alguien y hurgar cuando las personas solo están tratando de hacer su trabajo. Para ser eficaz en lo que hago, tenía que pensar en algo que me aligerara el ánimo y me diera mejores resultados. Decidí que sobornaría a mis clientes…”

En este punto, las cejas del gerente de entrevistas se levantaron con sorpresa, cuando entregué el remate:

“¡Con chocolate y galletas!”

Eso provocó una risa, y continué explicando que las galletas caseras y las golosinas de chocolate envueltas en papel de aluminio me ganaron un camino hacia el estómago y el corazón de mis clientes. Como resultado, los clientes no temían la terrible visita del auditor en el piso de arriba, sino que en realidad esperaban con ansias nuestras reuniones. ¡La comida deliciosa te llevará lejos!

Otra forma en que usé el humor y la diversión en una entrevista fue cuando vi tres pelotas de tenis en un escritorio en la esquina de la sala de conferencias. Estaba en mi tercera entrevista para un puesto de consultoría y el director de la empresa me preguntó cómo manejaba las prioridades y la comunicación en conflicto en un equipo grande.

Habiendo tenido la oportunidad de hablar con él durante unos 15 minutos, tuve una idea de su personalidad dinámica. Habíamos construido una buena relación y una conversación fluida hasta ese momento. Estas consideraciones me inspiraron a probar algo poco convencional.

Le pedí permiso para sacar las pelotas de tenis de la mesa para ayudarme a responder su pregunta. Entonces, comencé a hacer malabares. Mientras tanto, reflexioné sobre lo importante que es tener un enfoque claro, una práctica disciplinada y la voluntad de responder en el momento, tanto para hacer malabarismos como para gestionar prioridades conflictivas. Ahora, ver a una mujer profesional en un traje de negocios haciendo malabarismos con pelotas de tenis es un placer especial, y atrajimos a un poco de público. ¡Incluso conseguí un voluntario que quería que le enseñara cómo hacerlo! Eso es humor de entrevista de trabajo en su máxima expresión.

Seré el primero en admitir que mis malabarismos no fueron perfectos: soy un CPA, no un artista de performance, y dejé caer la pelota una o dos veces. Lejos de sentirme avergonzado, lo convertí en una oportunidad para hablar sobre aprender de los errores del pasado, evaluar qué funciona mejor y corregir el rumbo para la mejora continua.

En ambos casos, recibí ofertas de trabajo.

Aquí hay algunos puntos importantes y consejos para entrevistas de trabajo para maximizar sus resultados al usar el humor en una entrevista o en cualquier otra situación profesional:

  1. El humor es sólo una parte de su imagen profesional. Puede hacerlo más grande o más pequeño, pero no descuide sus otros atributos profesionales. Dar la imagen de un bromista perpetuo no te servirá.

  2. Lea a su audiencia y siga el ejemplo del gerente de entrevistas. No puedes controlar qué tan bien llega tu humor al oyente, así que presta atención a las señales y al lenguaje corporal. Empujarlo demasiado puede parecer incómodo y poco profesional, lo opuesto al efecto deseado de ayudar a que la conversación fluya y aligerar el estado de ánimo.

  3. Si planea usar el humor en una entrevista, practique primero. Pruébelo con un miembro de la familia o un amigo, y si no se están riendo, pruebe con un enfoque diferente.

  4. Asegúrese de utilizar una broma como herramienta para expresar un punto, ilustrar un ejemplo y crear una percepción de usted como un profesional simpático y agradable. Intentar usarlo para cualquier otra cosa es un error. Sea sensible a los temas de género, raza, discapacidad, orientación sexual y cualquier otra cosa que pueda ofender.

  5. Recuerda, si no eres gracioso, no trates de forzarlo. Hay muchas otras maneras geniales de conectarse y ser impactante.

¿No estás seguro si te estás volviendo gracioso o molesto? ¡Un entrenador de entrevistas puede ayudarte con eso! Visite nuestro sitio hermano, TopEntrevistahoy dia.

Lectura recomendada:

Artículos relacionados: